miércoles, 16 de marzo de 2011

"AGAMENON" Prólogo

PRÓLOGO DE “AGAMENON”
ATALAYA (EN EL TERRADO DEL PALACIO)
¡De estos trabajos y perenne guardia
libertarme por fin quieran los dioses!
En lo alto del palacio del Atrida
como un perro vigilo el año entero,
de los fulgentes astros,
-príncipes de la noche, que a los hombres
el invierno señalan y el estío
la varia muchedumbre
y los ortos y ocasos contemplando.
Aquí de Troya la señal espero,
la llama esplendorosa que de Troya
ha de anunciarnos la deseada ruina.
¡De una mujer de varonil consejo
el impaciente pecho así lo manda!
A mi lecho bañado de rocío
el nocturno reposa nunca llega
ni es jamás por los sueños visitado;
a impedir que mis párpados se cierren
acude al lado de mi lecho el miedo.
Y si cantar o tararear procuro
como remedio en que el dormir olvide,
en gemidos prorrumpo, y de esta casa
no como antes ¡ay! bien gobernada,
los infortunios lloro. ¡De mis cuitas
ojalá llegue el venturoso alivio,
y el fuego heraldo de gozosas nuevas,
en las tinieblas de la noche luzca!
…………………………………………………………………..

¡Salve, nocturna, esplendorosa antorcha!
Luz a la aurora semejante, salve!
¡Prenda eres de triunfo para Argos,
y de festivas danzas portadora!
¡Oh dicha! ¡Oh gozo!... del atrida vuelo
a anunciarlo a la esposa, porque al punto
del lecho se alce, y con alegres voces
todo el palacio este fulgor salude,
que de Ilión nos anuncia la caída.
Y yo las danzas abriré, yo mismo,
pues a mis amos, ¡venturoso lance!
me ha tocado llevar tan fausta nueva.
¡Ojalá del señor de estos palacios
dado me sea la querida mano
en mi mano estrechar!....

Lo demás callo;
enorme buey sobre mi lengua pesa.
estos mismos palacios, claramente
si voz ellos tuvieran, lo dirían.
Yo dígolo de grado a quien lo sabe;
mas, quienes no lo saben, me hallan mudo.
(Vase y entra el coro de ancianos argivos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada