miércoles, 30 de marzo de 2011

SALMO I Antiguo Testamento





                                SALMO I

FELIZ EL HOMBRE
QUE NO SIGUE EL CONSEJO DE LOS MALVADOS
NI VA POR EL CAMINO DE LOS PECADORES,
NI HACE CAUSA COMÚN CON LOS QUE SE
BURLAN DE DIOS,
SINO QUE PONE SU AMOR EN LA LEY DEL SEÑOR
Y EN ELLA MEDITA NOCHE Y DÍA.
ESE HOMBRE ES COMO UN ÁRBOL
PLANTADO A LA ORILLA DE UN RÍO
QUE DA SU FRUTO A SU TIEMPO
Y JAMÁS SE MARCHITAN SUS HOJAS.
¡TODO LO QUE HACE, LE SALE BIEN!

CON LOS MALVADOS NO PASA LO MISMO,
PUES SON COMO PAJA QUE SE LLEVA EL TIEMPO.
POR ESO LOS MALVADOS CAERÁN BAJO
EL JUICIO DE DIOS.
Y NO TENDRÁN PARTE EN LA COMUNIDAD
DE LOS JUSTOS.
EL SEÑOR EL CAMINO DE LOS JUSTOS,
PERO EL CAMINO DE LOS MALOS LLEVA AL DESASTRE.



                SALMOS              ANTIGUO TESTAMENTO


La palabra griega Psalmos designaba originariamente un poema para ser cantado al son de instrumentos de cuerda, y el psalterion era uno de esos instrumentos.  Pero estos significados fueron perdiéndose poco a poco, y ahora la palabra Salterio suele emplearse como sinónimo de libro de los Salmos, mientras que el término salmo designa a cada uno de los poemas que lo integran.
Los salmos son oraciones y plegarias compuestas para diversas circunstancias, pero todos tienen un elemento común; están expresados en lenguaje poético.
Son 150 salmos distribuidos en el SALTERIO sin un orden aparente, y esto impide descubrir a primera vista las relaciones de un salmo a otro.
Puede clasificarse en distintos grupos: 1- himnos o cantos de alabanza, que celebran la gloria, el poder y el amor del señor manifestados en las obras de la creación y en la historia de su pueblo.
2- las súplicas
3- los cantos de acción de gracias
4- los salmos reales
5- los salmos sapienciales o didácticos
6- los salmos históricos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada